domingo, 31 de mayo de 2015

Previo a la reunión de la OIT, Tomada defendió el modelo sindical argentino


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró que existe "confusión" entre "libertad y pluralidad sindical" y explicó que "la idea de libertad sindical fue alentada por las naciones vencedoras de la Segunda Gran Guerra como forma de debilitamiento del entonces mundo gremial".

"Se procuró debilitar el mundo sindical, atrapado entonces por las banderas rojas. La pluralidad sindical nació de una idea liberal. ¿Qué cosa hay más importante y bello que la libertad? En realidad, apuntaba a generar gremios que pudieran disputar la supremacía al comunismo o socialismo, que habían crecido mucho en las organizaciones. La idea de libertad siempre es linda y se hizo carne en la Organización Internacional del Trabajo (OIT)", expresó.

El ministro explicó que entonces alcanzaba con promover la formación de gremios, un tema que verdaderamente conspira contra "el concepto de unicidad y unidad sindical, que es una forma de fortalecimiento de las organizaciones" de trabajadores.

El funcionario laboral, quien encabeza la delegación gubernamental que participará en Ginebra en la 104º Conferencia de la OIT, afirmó sobre ese tema que entonces "una buena idea como la libertad sindical se convierte en negativa porque debilita".

"La historia de los últimos tiempos indica un progresivo proceso de búsqueda de la unidad, pero se impulsó tanto el tema de la libertad sindical que, por ejemplo, Brasil tiene ahora siete centrales obreras en lugar de una, y ello ocurre en otros países. Es decir, hay tendencias unitarias, como la actual conformación de Confederaciones de gremios de la industria o de servicios, pero convive con el estímulo de que cualquiera genere sindicatos", dijo.

El ministro subrayó que existe la tendencia o reconocimiento de la necesidad de agrupamiento y de unidad al momento de la máxima instancia de negociación, que es la colectiva, y puntualizó que "el diálogo social es muy lindo, pero su expresión concreta es la colectiva, porque aborda las cuestiones concretas del trabajador y del mundo laboral: salario y condiciones de empleo", entre otras.

Tomada se pronunció por la defensa del modelo sindical argentino y señaló que en ese sentido una sola mirada hace perder de vista el conjunto y, ello, "se da a veces de patadas con la necesidad de los actores sociales de lograr -en el marco de la pluralidad- la unicidad de acción, organización y expresión del conjunto".

El ministro reconoció que el tema "está abierto y sujeto a debate", pero indicó que la realidad económica y el hecho de que la última crisis financiera deviniese mundial no permitieron dilucidar de forma clara el tema del trabajo y de lo productivo real respecto del orbe financiero, por lo que el regreso a las políticas de ajuste estructural o neoliberal "va en contra de aquel debate".

Por último, Tomada aseveró que "es preciso tener mucho cuidado, porque los problemas de representatividad no son solo sindicales sino también empresariales, y solo podrán resolverse con el desarrollo de una economía más productiva, para lo cual sí es clave el diálogo social y la negociación colectiva de partes".

Fuente:Ambito Financiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario