Hoy arranca la Expo Empleo Joven que organiza el Gobierno de la Ciudad y el escenario promete ser similar al año pasado, cuando una marea de jóvenes se acercó al predio de La Rural con la ilusión de poder conseguir un empleo, pero sólo una porción muy menor logró hacerlo. “El gobierno porteño dice que los jóvenes se encontrarán con 20 mil oportunidades de trabajo, cifra a todas las luces engañosa y magnificada si se considera que desde la asunción de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires aumentó el empleo total registrado en el sector privado en 13 mil puestos”, advierte un informe de Proyectar Ciudad. Según cifras de la administración porteña, entre la Expo 2016 y 2017 se crearon 5600 puestos de trabajo entre los jóvenes.
Los jóvenes (menores de 24 años) constituyen una franja estructuralmente desfavorecida del mercado de trabajo y el achicamiento de las posibilidades laborales y la precarización de los últimos años los afectó especialmente. La entidad Proyectar Ciudad recopiló una serie de datos ilustrativos al respecto en base a estadísticas del gobierno porteño. En el cuarto trimestre de 2015, la desocupación en la franja de 15 a 24 años se ubicaba en el 19,8 por ciento, mientras que en el tercer trimestre de 2017, último dato disponible, ascendió al 31,8 por ciento, lo cual implica un incremento de 12 puntos porcentuales entre ambos extremos. Esos números se conformaron a partir de los microdatos de la encuesta trimestral de ingresos.
En el mismo período (2015-2018), la tasa de actividad entre los jóvenes aumentó de 47,3 a 50,8 por ciento. “Que haya más jóvenes participando del mercado laboral y que la desocupación joven se incremente en simultáneo sugiere que los y las jóvenes que han buscado trabajo en estos últimos dos años generalmente no lo encontraron”, advierte Proyectar Ciudad.
Por otro lado, los microdatos porteños muestran que en el tercer trimestre de 2016 el 48,8 por ciento de los jóvenes no eran activos en términos laborales, mientras que en el mismo período de 2017 ese número bajó al 44,4 por ciento. Pero esa mayor actividad laboral entre los jóvenes que estudian no se explica por un aumento de los empleados, ya que al mismo tiempo la tasa de empleo en ese segmento bajó de 42,9 a 37,4 por ciento. En cambio, el incremento de la “actividad laboral” se explica por el sensible aumento de los jóvenes que buscan trabajo pero no lo encuentran: los jóvenes desempleados que estudian subieron del 8,3 al 18,2 por ciento. Para los jóvenes que no estudian se verificó un fenómeno similar: aumentó el nivel de actividad laboral porque el incremento en la tasa de desocupación fue superior a la caída en la tasa de ocupación.
A la par de los problemas de acceso al trabajo, los jóvenes también sufren en mayor medida la precariedad laboral. El 39 por ciento los jóvenes que se desempeñan bajo una relación salarial no está registrada en la seguridad social, muy por encima del promedio del 24 por ciento para el resto de la población porteña. También hay diferencias salariales en contra de los jóvenes porque están más insertados laboralmente en sectores que tradicionalmente pagan mal, como los servicios y el comercio.
El Gobierno enfoca la Expo Joven sobre el sector de entre 18 y 29 años, que presenta datos algo mejores que la franja hasta los 24 años, aunque las características de mayor desempleo y precarización se mantienen. “Siempre el primer empleo es el más difícil, en términos de los miedos y las incertidumbres. Apuntamos a 20 mil oportunidades de trabajo y 3 mil becas más”, dijo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
Desde Proyectar Ciudad cuestionaron esa promesa. “La cantidad de puestos de trabajo registrados en la CABA creció en 23 mil empleos entre agosto de 2016 y febrero de 2018 (si se considera desde la asunción de Cambiemos en el Gobierno Nacional el resultado es más magro todavía: 13,3 mil empleos). De modo tal que de ser cierta la promesa de Expo Joven, en los dos días de la feria se deberían ofrecer sólo para la población joven tantos puestos de trabajo como los que se han creado en un año y medio para la población total porteña. O bien se trata de una promesa incumplible, o las empresas que ofrecen 20 mil puestos planean realizar 20 mil despidos para reemplazarlos por personal contratado en la feria”, critica el informe. También advierten que el presupuesto de la Expo Joven asciende a los 15 millones de pesos, un tercio del total del presupuesto porteño que se destina a políticas para la juventud.
Fuente:Pagina/12